mercoledì 21 maggio 2014

CREDERE É QUALCOSA INCREDIBILE

Años atrás decidí resolver un problema importante en mi Vida: 
Dar un nombre a mi Dio. 
Ganado el primer paso y atravesado el umbral inicié el "largo" camino de preparación para el bautizo, conocí a Jesús de Nazaret y la vida cristiana.
"Cómo le entró el agua al coco", se preguntarán unos, otros dirán, "otra que se creyó el cuento". Con los primeros comparto esta experiencia; con los segundos, si me conocen, sabrán que los cuentos y las historias de Amor me apasionan, sobre todo, si estoy entre los protagonistas. 
Mi "coco" vivió en Cuba, país ateo, hasta los 30 años así que estaba muy, pero que muy duro, en "materia divina" y para que le entrara el Agua, necesitó quince años en remojo!!! 
Mis motivaciones no fueron el miedo al Después de ésta Vida o al castigo Divino, conceptos que entonces desconocía, sino al hecho que sin reconocer la eXistencia de Dio, encontraba incompletas mis respuestas. (Al improviso percibí mi alma y decidí trazarle un camino desde la tierra al cielo) 
Otro motivo fue el Odio.
Ohh Dio ¿qué digo?!!! Parece un sacrilegio.
Este creo fue el motivo principal pero lo entendí, solo, mucho tiempo después.
La frustración de ver el régimen castrista gobernar sobre Cuba, provocaba en mí aquel dolor y Odio que no deseo motiven mi Vida. Viendo que me estaba transformando en lo que yo no queria Ser,  hice STOP sin preaviso o frenada. Reconociendo a Tiempo que NO era aquel mi camino. 
Lo sorprendente es que "la gaviotaZalas" que buscaba LibertaD de la otra parte de la Atlántico, descubre una forma nueva de LibertaD más cerca de lo que podía imaginar. La segunda cosa increíble es que a través de Jesús he conocido el sentimiento más profundo y duradero del Amor.
Creer es algo increíble! 

nb. Gaviota ha regresado con nuevas alaS!

* modo de decir popular significa "¿cómo lo entendistes? ¿cómo te entro en la cabeza?
** coco: cabeza
Gaviotazalas , es el seudonimo con el que inicié a escribir en mi blog Cubadice.