martedì 10 novembre 2009

CUBA, LA JAURIA REVOLUCIONARIA, COMO EJEMPLO DE TOLERANCIA.


foto original gaviotazalas
título: prohibido girar a la derecha.

Cuando dejas correr las imágenes de la vida real por la ventanilla tienes la impresión de estar viendo una película y la contemplas tranquilamente, hasta que la inercia se adueña de ti.
Observas las personas que van y vienen,
las que esperan ,
las que se desesperan,
las que empujan para subir al autobús y se cuelgan, a esa última oportunidad del día, llamada borde de la puerta y con el júbilo de quien logró su  victoria de la jornada, continúan su viaje enganchados al vació.
El autobús corría por la avenida de Boyeros; de repente un golpe en la ventanilla me saca del letargo y distingo un zapato en aire que rebota. Como no hay un zapatos sin dos, ni dos zapatos sin dueño, alcé la vista buscando al humano que le faltaba al zapato.
Lo distingo a lo lejos  descalzo, y semidesnudo que intentaba escapar de sus símiles. El color blanco de su piel se hacia más evidente bajo el fuerte sol tropical y  aumentaba  por minutos su palidez alimentada por  las encimas del miedo a caer en manos de la jauría revolucionaria vociferante.
Tenia yo sólo nueve años y escenas como estas estaban al orden del día en la Cuba  "revolucionaria" de los años 80 , donde era normal desmembrar vivos a quienes decidían abandonar su tierra natal ,  porque estaban convencidos que de en ella  no había espacio para la diferencia.

Luego de escuchar este video, hoy , treinta años después,  es evidente  que la situación no ha cambiado y el sueño de una Cuba  para TODOS continua a ser un espejismo tropical y una vergüenza para quienes aprendemos a convivir en democracia.