lunedì 2 marzo 2009

De paseo por Milán.

Umberto Boccioni, Elasticità, 1912.
Para llenar el espíritu,
visité un muestra sobre el Futurismo.
Por un módico y justo precio se puede comtemplar
una estupenda colección de obras representativas
de este movimiento artístico.
Nadie mata a nadie,,
no se oyen disparos
y por suerte nadie mastica Pop corn....


La vitrina
que cierra y deja encarcelados los maniquies
que continuarán a ver como la vida pasa,
para los demás.



Los sombreros,
que a diferencia de los maniquies,
un día escaparán y podrán contar que la vida pasa,
también para ellos.
Pero conocerán de tristezas y preocupaciones ajenas
y desearán regresar para vivir por siempre colgados.
Il Yellow Tranvia,
que inunda la noche,
con su chillido metálico.

Un paraguas para dos.

El Domus,
que duerme en espera de un nuevo y agobiante día.

quien todavía trabaja.