giovedì 13 novembre 2008

CUANDO SALÍ DE CUBA



Once años atrás, salí de mi país.

La maleta estaba vacía, porque como un terrícola que viaja a Martes, no imaginaba qué cosa de mi vida, de entonces, podría servir en aquel otro planeta desconocido al que aterrizaría.

Mi mente y mi corazón, en cambio, estaban llenos de esperanzas, y alegrías, florecientes de frente a un nuevo futuro.

Futuro, una palabra que sólo después de aquel viaje recuperó su verdadero sentido.

El día de la salida sucedieron una serie de acontecimientos que desde presente recuerdo con simpatía. Mientras estaba en la sala de espera del aeropuerto dijeron que nuestro avión no podía despegar porque el tractor que lo debía llevar al centro de la pista se había roto.

La salida se prorrogaba.

El tractor!!!! pensaba que los tractores se usan solo pa'rar la tierra, con tantos tractores que hay que este país, justo ahora se rompe el MIO!!

En medio de la oscura y profunda noche nos subieron al ómnibus.

Llegamos,

las puertas se abrieron

y yo Juana sin Nada ,

no más ayer**...

que digo ayer ,,no más seis horas antes,

Juana sin nada, me encontré dentro de uno los hoteles más lujosos de mi país.


No sé bien, señores hermosos,

lo que sucedió después:

cuando me vi en los pies con

los zapaticos de rosa.

....

Prohibido sacar los pañuelos*

.....

Esta casual despedida a cinco estrellas, me ayudó a conocer el escenario desde cual muchos frívolos turistas se permiten de catalogar el país como un paraíso e ir cantando por el mundo Cuba que linda es Cuba.


Cantar, continúen a cantar, pero si desean conocer la verdad sobre Cuba por favor,

BAJEN de ESTRELLAS !!!



* alusión a poema de Martí para entender es indispensable conocer el poema los Zapaticos de Rosa.
** alusión al poema Tengo de Nicolás Guillén