venerdì 3 ottobre 2008

DEL GRANMA A LA GRAPPA (arch.Massimiliano Fuksas)







fotos por gaviotazalas
-post recycle-

Massimiliano Fuksas, es un arquitecto italiano nacido a Roma en el 1944, hijo de padre lituano y madre francesa. Las fotos muestran una de sus últimas obras; construida en el 2004 para la ampliación de la destilería de grappa Nardini en Bassano del Grappa Italia.

¿Qué relación tiene con Cuba?
El yate Granma.

En el 1968 eligió este nombre, Granma, para su estudio de arquitectura; evidenciando así su admiración por revolución cubana y la importancia de este barco para la histórica de nuestro país.

La grappa Nardini nace en el 1779 es considerada la madre de todas las grappas. Es uno de los productos típicos de este bello pueblo y como sabor, me recuerda el vodka.

Para celebrar su 225 aniversario su presidente Giuseppe Nardini quería realizar un sueño y declara:

“ l'architetto Fuksas ce lo ha realizzato, dandoci quelle emozioni che solo le opere frutto dell'ingegno al massimo livello sanno dare”.

La arquitectura es considerada el arte de construir y proyectar espacios habitables. Percibir a simple vista el lado artístico de los arquitectos es difícil o casi imposible en los últimos tiempos porque la posibilidad de experimentar nuevos espacios, tecnologías, materiales, y arriesgar con detalles constructivos de elementos nunca construidos, son proezas a las que pocos tienen el valor de exponer su creibilidad profesional. Más difícil aún es encontrar un cliente con deseos de arriesgar dinero de su bolsillo por ver construidas obras innovadoras que con muchísimo menos de costo desarrollarían las mismas funciones.

Para entender la obra considero importante señalar la influencia, en el arquitecto Fuksas, del grande maestro Giorgio De Chirico para el cual trabajo durante casi un año.

Mis sensaciones en aquel espacio fueron de completa armonía y equilibrio. Las formas elipsoidales representan los vasos de vidrio usados en todos los procesos de destilación. El juego de reflejos sobre el agua enriquece esta percepción de extrema ligereza y levitación espacial de estas ampollas de vidrio.

Las dos elipsoides se posan con delicadeza sobre el terreno, respetando todos los elementos existentes en el paisaje y conviven en continua interacción entre ellos. Como tal han sido pensados y por esta razón deben siempre observarse unidos.

Estos cuerpos flotantes, abandonados, con sus largas patas se apoyan sobre esta metafórica laguna. La imaginación nos puede sugerir diversas cosas, objetos, animales, en la composición de este espacio o teatro metafísico creado por Fuksas.