giovedì 21 agosto 2008

Mil esplédidos Soles


Cuando comienzo a leer un libro siempre me pregunto ¿Cuál huella me dejará una vez llegado el final ???

Termino con la felicidad de haber encontrado la respuesta a mi pregunta inicial y con la tristeza de que el viaje entre sus páginas concluye. No quiero apartarlo sin más ni más, lo hojeo nuevamente con avidez para perpetuar sus mejores momentos o aquellos que más llenaron mi ignorancia.

A través de la narrativa de Khaled Hosseini, supe cómo son los matrimonios afganos, qué situaciones pueden llevar a que una joven de quince años acepte como marido uno de sesenta y husmeando en sus páginas observé como pueden ser las relaciones entre dos mujeres que comparten el mismo marido.

Entrando a clases a la Kabul del 1987 con Laila -una de las protagonistas- descubrí que este país no es tan diferente de Cuba, y que nuestras realidades se tocan bajo la sombra del mismo árbol LA URSS. La maestra en clases decía: “ ...la Unión soviética es el mejor estado del mundo,.... Los trabajadores son tratados bien y existe la igualdad. En la Unión Soviética todos son felices y gentiles a diferencia de la América donde , a causa del criminalidad , la gente no podía salir de casa...” copia textual

OHH...¿ A qué nos parecemos???

Otra parte, de no perderse, es la entrada de los Talibanes a Kabul en Septiembre de 1996, y la larga lista de prohibiciones impuesta a los habitantes de la ciudad!!! relaciono solo algunas:

-Prohibido bailar

-prohibido cantar

-prohibido empinar papalotes, chiringas, cometas o cosa que se le parezca.

-prohibido jugar cartas, ajedrez,,

-prohibido escribir libros, mirar películas y pintar.

A las mujeres además :

-prohibido reír en público, usar maquillaje, joyas, mirar en los ojos a los hombres, salir solas, pintarse las uñas, y estudiar.


Al final ME ASALTA otra pregunta ¿Cómo es posible que cosas tan horribles sucedan bajo mi
mismo espléndido Sol ????


Otros Post relacionados

Afganistán donde Dios viene solo para llorar.