sabato 1 marzo 2008

Italia, Cansiglio

Hoy salí con unos amigos a despedirme del invierno, y nada mejor para ello que ir a la montaña donde todavía reina la nieve.
Me empantane un par de veces caminando, pero nada comparado con la parejita de enamorados -que según nuestras sospechas- también queria despedirse de modo particular del invierno y terminaron atascados con su máquina en medio del bosque. Por suerte ,para ellos, estabamos allí para empujarlos y sacarlos del bache.
Maaaaaaaa,,,espero que con este enfrión mi cabeza este más fresca para los próximos post. Estoy de vuelta.