venerdì 28 marzo 2008

CUBA, ENREDOS.

Recordar es volver a vivir, y no es que podemos apartarnos de los recuerdos sólo deseándolo porque pienso sería como negarnos a nosotros mismos.
Les presento a “El enreda’o”.
El enreda’o era un exmilitar, que no recuerdo exactamente por cuál mecanismo, terminó de jefe de una escuadra de pintores en mi empresa cuando trabajaba a Cuba.
Todas las mañanas los gritos de este personaje alteraban mi tranquila vida de Ovejita Doly. (que manía tengo de sentirme animal, quizás deba pedir turno con el psicólogo)
El enreda’o me esperaba y sus palabras eran siempre:
"-Me has dejado con las manos atadas, no puedo trabajar porque me falta esto lo otro,,,,,"y asi adelante me dejaba caer toda su lista de dificultades que terminaban siempre con la frase:

– ".....Me tienes ENREDA’O de manos y pies si las cosas no cambian me voy de la empresa".

Me pregunto que habrá hecho este pobre hombre, visto que diez años más tarde, las cosas NO CAMBIAN y no cambiarán en el futuro próximo.