mercoledì 12 dicembre 2007

LLEGÓ EL MOCHO, LENGUAJE DE GATOS.

Llega
y para hacerme notar que ésta es también casa suya
marca la silla y la saluda.



Me mira y me saluda también,
después de la silla claro está.
Soy un humano insignificante para él.
Insiste con la mirada, no quiere que lo confunda
con el gato Arrabalero del otro vecino,
él es un Aristogato


Se baña delante de mí
no quiere confusiones
ni que nadie lo cambie por un cochino
ÉL ES UN GATO




Comienzan las suplicas,,,
Finge que me necesita!!
¿Qué cosa quiere ahora ?
dice incluso que ME AMA
MENTIROSO ni que no lo conociera





Me levanto a buscarle algo de comer
regreso,,,,,,,,,,,,
me ha robado el asiento
Descara'o se hace el dormido y to'
EL MEJOR PUESTO PARA ÉL